martes, 20 de enero de 2009

Barack Obama



Por fin llegó. Hoy llega la esperanza a la Casa Blanca. Y sí, hace un tiempo que me cuesta creer en la política, con lo que me apasionó en su tiempo. Pero Obama me cae bien, y no sólo porque sea negro, aunque sí me parece un hecho a subrayar, un paso adelante en esta historia nuestra cargada de xenofobia, y no digamos la de Estados Unidos, parece mentira que sólo hayan pasado unos años desde que Rosa Parks se negó a ceder su asiento a un hombre blanco en un autobús urbano. La elección del primer presidente negro es un hito en la historia, sí, pero Obama no sólo es un negro e identificarlo exclusivamente como tal sería la primera marca racista. Obama representa la lucha de las clases marginadas por hacerse respetar y valorar. Obama representa la lucha por un mundo mejor o al menos la esperanza de conseguirlo. Obama le choca las cinco a su mujer después de pronunciar discursos con éxito. Parece un tío de la calle, una buena persona con intentaciones honestas. Hoy creo en él, como el resto del mundo. Hacía tanto tiempo que no nos uníamos con la fé puesta en alguien. Y tener fé en él no significa estar pegad@ a la tele hoy, personalmente me niego a ser testigo de la estupidez y pomposidad del acto, pero no se me escapan sus constantes alusiones, de manera directa o indirecta, a los buenos presidentes que ha tenido Estados Unidos: Lincoln, Kennedy,... ni su constante mención a Marthin Luther King. Muchos no estaremos pendientes de la toma de posesión, pero desde nuestras vidas, diferentes y complejas, personas de todas partes del mundo creemos en él. AHORA SÓLO QUEDA, AMIGO MÍO, QUE NO NOS DECEPCIONES.

4 comentarios:

Pin dijo...

hola vir, pues a mi eres tu quien me cae bien.

pero bueno, ojala que este Obama, traiga un poco de calma, yo de momento soy esceptico, aunque hay que reconocer que un presidente de los estados unidos es todo un simbolo, ojala que no se quede solo en eso verdad?

besotes

Vir dijo...

Mmmm, es una auténtica delicia leerte... Ojalá, mi amor, ojalá

Zamorano dijo...

Creo q no va a llegar a las expectativas q se esperan de el.
la gente le esta poniendo el liston muy alto y se le va a pedir mucho, aunq espero equivocarme y q cumpla todo lo q promete, aunq siendo politico lo dudo mucho

Vir dijo...

No sé si cumplirá las expectativas o no, de hecho, sí es un peligro cargar tus expectativas en alguien, en cualquier aspecto de la vida, porque puedes sufrir una gran decepción. Pero bueno, creo que debemos arriesgarnos a creer en la gente, aunque nos puedan decepcionar, y en el caso de un político esa posibilidad de decepción se multiplique por tres.