miércoles, 22 de julio de 2009

Los rincones de París

Anoche, después de un día de ir y venir de acá para allá haciendo cosillas, Gonza y yo decidimos regalarnos una noche romántica, así que nos engalanamos, y nos fuimos a la zona de St.Michel-Notre Dame. Paseamos por la plaza de Notre Dame, nos besamos en un puente sobre el Sena mientras escuchábamos a un músico improvisado cantar "Californication" y luego buscamos un sitio donde cenar, la oferta era variada, italianos, griegos, japoneses, franceses, turcos... Nos metimos en un francés para comer una fondue, pero el camarero era muy borde, había unos clientes discutiendo a voz en grito con otro camarero, así que nos fuimos... Finalmente, un chino nos sedujo, sencillo y vacío, y doy gracias a la vida porque salieramos del francés... los camareros eran absolutamente encantadores y he de decir que Gonzalo y yo tuvimos una opinión unánime: ese sitio tenía los mejores rollitos de primavera que habíamos probado en la vida...

No hay comentarios: